En esta entrega analizamos la situación económica del estado de Guanajuato, pero partiendo de lo que sucede en el ámbito internacional, luego en el nacional, para posteriormente presentar brevemente lo que sucede en cada estado del país en variables como el empleo, la producción, las ventas, el sector de la construcción, entre otros. Finalizamos con un análisis detallado de lo que está sucediendo con la industria manufacturera de Guanajuato y ajustamos nuestros pronósticos respecto a la evolución económica en la entidad para este 2020.

 

Panorama económico internacional

La perspectiva de crecimiento económico, a nivel mundial, para el 2020 se ha deteriorado conforme avanza el tiempo y los países no lo- gran controlar los contagios de Covid-19, lo que mantiene al consumo y la actividad productiva deprimidos.

De acuerdo con el Fondo Monetario Inter- nacional (FMI), en el 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) mundial caerá -4.9% y tendrá una recuperación en 2021 rebotando 5.4%, lo que implica que en el 2021 se recuperará el nivel de PIB global del 2019. Para el grupo de economías avanzadas se espera que este año el PIB caiga -8.0% y en 2021 se recuperen apenas 4.8%, mien- tras que para el grupo de economías emergentes y en desarrollo se espera una caída de su PIB de -3.0% este año y un rebote de 5.9% en 2021. En el caso de China, será de las pocas economías que crezcan este año, ya que se espera un incremento de 1.0% con una fuerte recuperación de 8.2% en 2021. Para el caso de México, el FMI pronostica que este año el PIB caerá -10.5% y que en el 2021 la economía crecerá apenas 3.3%.

 

 

Panorama económico nacional

Prácticamente todos los pronósticos dan cuenta de que México sufrirá una severa crisis económica en 2020, con una considerable caí- da de su PIB. En el Cuadro 2 se presentan algunas estimaciones y vemos que entre los más pesimistas se encuentra el Grupo Financiero Citibanamex, quien espera una caída del PIB de -11.2%, mientras que entre los más optimistas está el Banco Mundial, que espera una caída del PIB mexicano de -7.5%.

El gran problema para México, es la cantidad de personas que ingresan a una condición de pobreza por cada punto porcentual en que se contrae el PIB. De acuerdo con el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), si el PIB decrece por encima del -6.0% en 2020, en el corto plazo la pobreza aumentará entre 3.0 y 3.5 millones de personas, mientras que en el largo plazo llegaría a 5 millones de pobres adicionales.

Queda claro que la caída del PIB de México será cercana al 10%-12%, por lo que la cantidad de personas que estarán en condición de pobreza serán muchos más de los que inicialmente anticipaba el IDIC.

De hecho, la UNAM dio a conocer un estudio en el que señala que derivado del Covid-19, en México se registrarán 16 millones de pobres

adicionales, al pasar estos de 22 a 38 millones de personas. Y cómo no va a ser así si en los meses de abril y mayo se retiraron de la fuerza laboral 12 millones de personas (la tasa de participación pasó de 60.2% en mayo de 2019 a 47.4% en mayo de 2020), mientras que la tasa de subocupación pasó de 7.8% en mayo de 2019 a 29.9% en mayo de 2020. La Tasa de Desocupación se mantuvo en 4.7%, pero es de esperarse que ésta aumente en la medida en que más personas buscan regresar al mercado laboral y que no encuentren una fuente de empleo. Esta evolución del empleo to- tal explica la caída de ingresos de la población y por lo tanto, buena parte de la fuerte caída en el

niveles de consumo en el país, mismo que cayó -22.3% en abril.

En el ámbito del empleo formal, tenemos que producto del cierre de la actividad económica en abril y mayo, y el paulatino regreso a labores a partir del 1 de junio en algunos estados del país, es que entre febrero y junio de este año se han perdido 1.11 millones de empleos registrados en el IMSS. Los sectores económicos más golpea- dos en términos absolutos han sido los Servicios para Empresas, Personas y el Hogar (-414,412); así como las Industrias de la Transformación (-245,031) y la Industria de la Construcción (-164,264).

Situación en general en estados del país

A continuación se presentan una serie de indicadores económicos que dan cuenta del desempeño económico en cada uno de los estados del país. Se analizan el empleo formal, las manufacturas, la construcción y el comercio al por menor.

Empleo en el IMSS

Al analizar la evolución del empleo formal en las entidades del país vemos que de los 1.113 millones de empleos registrados en el IMSS per- didos entre febrero y junio de este año, el estado más golpeado en términos absolutos es Quinta- na Roo con una pérdida del 24.0% de sus trabajadores asegurados y le sigue Baja California Sur con una contracción de -10.9%.

El estado de Guanajuato, ocupó la posición 17 a nivel nacional en cuanto a porcentaje de pérdida de empleos formales, siendo ésta de -5.0%, equivalente a 50,983 puestos de trabajo.

Manufacturas

En cuanto al valor de la producción de la industria manufacturera, tenemos que al comparar el valor de los primeros cuatro meses de 2020 con los mismos meses de 2019, el estado de mejor

desempeño es Michoacán con un alza nominal de 5.3%, y le sigue Colima con un incremento de 5.2%. Mientras que el estado de Guanajuato ocupó la posición 21 con una caída nominal acumulada de -11.0%. Por su parte, el estado de peor desempeño es Oaxaca con una caída nominal en el valor de la producción manufacture- ra de -31.6%. Ahora, en cuanto a la evolución del

valor de la industria manufacturera en cada estado del país en el comparativo de abril de 2019 al mismo mes de 2020, tenemos que el estado de mejor desempeño fue Sinaloa con un aumento de 10.7%, seguido de Colima con un incremento de 10.4%. El estado de Guanajuato ocupó la posición 29 con una caída de -65.6%, mientras que el estado de peor desempeño fue Aguascalientes

con una caída de -83.8%. Al analizar la Tabla 5, vemos que los estados de peor desempeño en manufacturas en abril de 2020 son aquellos en los que hay una importante presencia del sector automotriz, y en menor medida textil, vestido y calzado, actividades que no fueron declaradas como esencial (Guanajuato, Coahuila, Puebla y Aguascalientes).

Construcción

En cuanto al valor de la producción generado por las empresas constructoras de cada entidad, tenemos que en el comparativo de los primeros cuatro meses de 2020 respecto de los mismos meses de 2019, la entidad de mejor desempeño es el Estado de México con un incremento de 35.6%, seguido por Tlaxcala con un aumento de 3.9%. El estado de Guanajuato ocupó la posición

21 con una caída de -34.6%, mientras que el estado de peor desempeño en el sector de la construcción fue Baja California Sur con una caída de -74.2%. Ahora, en cuanto al desempeño del valor de la construcción generado por las em- presas constructoras de cada entidad, en el periodo de abril de 2019 al mismo mes de 2020, el estado que tuvo el mejor desempeño fue Sonora con un aumento de 44.0%, seguido por Hidalgo

con un aumento de 3.0%.
Las empresas constructoras del estado de Guanajuato ocuparon la posición 16 con una caída de -30.4%. Por su parte, el estado de peor des- empeño fue Guerrero con una caída de -87.3%. Llama la atención que en el comparativo de abril de 2020 respecto del mismo mes de 2019, hubo 4 estados en los que las empresas constructoras presentaron incremento.

Situación en el estado de Guanajuato

En este apartado profundizamos en lo que está sucediendo en el estado de Guanajuato en la industria manufacturera y posteriormente presentamos la actualización de nuestro modelo de pronóstico del PIB estatal para 2020.

 

Industria manufacturera

En cuanto a la industria manufacturera en el estado de Guanajuato, vemos que su valor de producción cayó -11.0% en el acumulado de los primeros cuatro meses de 2020 respecto de los mismos meses de 2019. A continuación se hace mención de la evolución de cada rama de actividad manufacturera en la entidad (en paréntesis se indica el porcentaje de cambio y las ramas están ordenadas de mejor a peor desempeño): Industria alimentaria (7.7%); Fabricación de maquinaria y equipo (3.6%); Impresión e industrias conexas (0.6%); Industria de las bebidas y del tabaco (-1.5%); Fabricación de prendas de vestir (-2.8%); Fabricación de accesorios, apara- tos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica (-3.7%); Fabricación de insumos textiles y acabado de textiles ( -5.4%); Industria del papel (-6.3%); Fabricación de productos textiles, excepto prendas de vestir (-6.4%); Otras industrias manufactureras (-7.0%); Industrias metálicas básicas (-7.6%); Industria química (-8.6%);

Fabricación de productos a base de minerales no metálicos (-9.3%); Fabricación de equipo de transporte (-12.8%); 326 Industria del plástico y del hule (-20.0%); Fabricación de productos metálicos (-20.1%); Curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos (-24.5%); y Fabricación de muebles, colchones y persianas (-46.3%).

Es pertinente señalar que la actividad de Fabricación de equipo de transporte pasó de re- presentar el 50.2% del valor total de la producción manufacturera del estado de Guanajuato en los primeros cuatro meses de 2019 a representar el 49.2% de dicho total en los primeros cuatro meses de 2020. De igual manera, la rama de Curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos representaba el 4.6% del valor total de las manufacturas en el estado de los prime- ros cuatro meses de 2019 a representar apenas el 3.9% de dicho total en los primeros cuatro meses de 2020.

En relación a la evolución del valor de las manufacturas en el comparativo de abril de 2020 respecto del mismo mes de 2019, tenemos que ́peste disminuyó -65.6%, lo cual es producto de lo siguiente (en paréntesis se muestra el porcentaje de variación de cada rama de actividad, mismas que están ordenadas de mejor a peor desempeño): Industria alimentaria (7.0%); Industria del papel (0.0%); Industria de las bebidas y del tabaco (-4.6%); Impresión e industrias conexas (-8.7%); Fabricación de insumos textiles y acabado de textiles (-14.5%); Industria química (-16.9%); Fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica (-24.2%); Fabricación de maquinaria y equipo (-29.7%); Fabricación de productos metálicos (-39.5%); Otras industrias manufactureras (-52.1%); Industrias metálicas básicas (-55.0%); Fabricación de prendas de vestir (-63.0%); Industria del plástico y del hule (-63.2%); Fabricación de productos a base de minerales no metálicos (-63.4%); Fabricación de productos textiles,

excepto prendas de vestir (-64.4%); Curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de pro- ductos de cuero, piel y materiales sucedáneos ( -88.8%); Fabricación de muebles, colchones y persianas (-90.4%); y Fabricación de equipo de transporte (-97.9%).

Vemos que entre las tres actividades manufactureras más golpeadas por el cierre de la actividad económica durante abril de 2020 están cuero-calzado y el sector automotriz. Como se comentó líneas arriba, estas actividades representan más de la mitad del valor de la manufactura de la entidad y explican gran parte de la contracción económica de la entidad en el primer mes de cierre de actividades económicas.

 

Estructura económica de Guanajuato

De acuerdo a las cifras más recientes del PIB por entidad federativa en pesos corrientes, publicadas por el INEGI y que corresponden a las del 2018, tenemos que en el estado de Guanajuato, el 3.9% del PIB lo aportan las actividades primarias, el 38.9% a las secundarias y el restante 57.2% son las actividades terciarias. Esto ubica a Guanajuato como un estado con un elevado nivel de industrialización, ya que en el promedio nacional las actividades secundarias represen- tan apenas el 30.14%.

Dentro de las actividades secundarias de Guanajuato, el 0.4% del PIB total corresponde a la Minería; el 2.2% a la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas por ductos al consumidor final; el 7.9% del PIB total del estado lo genera la industria de la Construcción y el 28.4% proviene de las Industrias manufactureras. Aquí también vemos un contraste importante respecto del PIB nacional, ya que a nivel nacional las Industrias manufactureras sólo aportan el 17.3% del PIB total.

 

Escenarios de afectación al PIB del estado de Guanajuato en 2020

En la anterior tabla se puede apreciar que de acuerdo a los valores del PIB de Guanajuato en 2018, el 34.2% de éste si es considerado una actividad esencial, el 4.5% en principio no es esen- cial y el 61.2% es parcialmente esencial (depende de la actividad específica dentro de la rama de actividad).

Escenario 1: Caída y recuperación rápida (recuperación en forma de V) En este escenario suponemos que los sectores esenciales se mantienen en operación todo el año al 100%; los parcialmente esenciales se mantienen en operación al 100% durante 3 meses, al 75% durante otros 3 meses y al 90% durante 6 meses; mientras que los no esencia- les trabajan al 100% durante 3 meses, al 60% los

siguientes 3 meses y al 80% durante los 6 meses restantes. Cabe señalar que para la rama de actividad 71, se asume que estarán 3 meses al 100%, 6 meses al 30% y 3 meses al 50%; mientras que para la rama de actividad 72 se asume que estará 3 meses al 100%, 3 meses al 40% y 6 meses al 60%. Bajo este escenario, el impacto del cierre de actividades, en el PIB de Guanajuato será de una disminución del -8.3% en 2020 (Ver Escenario 1 en siguiente Tabla 10).

Escenario 2: Caída, supervivencia, y recuperación a tiempo medio (recuperación en forma de U)

En este escenario suponemos que los sectores esenciales se mantienen en operación al 100% durante 6 meses y al 90% otros 6 meses; los parcialmente esenciales se mantienen en operación al 100% durante 3 meses, al 70% durante otros

3 meses, al 80% durante 3 meses y al 90% los siguientes 3 meses; mientras que los no esenciales trabajan al 100% durante 3 meses, al 50% los siguientes 3 meses, al 70% otros 3 meses y al 90% los últimos 3 meses. Cabe señalar que para la rama de actividad 71, se asume que estarán 3 meses al 100% y 9 meses al 30%; mientras que para la rama de actividad 72 se asume que estará 3 meses al 100%, 6 meses al 30% y 3 meses al 50%.

Bajo este escenario, el impacto del cierre de actividades, en el PIB de Guanajuato será de una disminución del -12.6% en 2020 (Ver Escenario 2 en la Tabla 10).

 

Ramas 71 y 72

De gran preocupación resultan las actividades 71 y 72, descritas en el encabezado de este apartado, ya que son de las que mayor tiempo requerirán para reactivarse o volver a la “normalidad”. En la tabla 11 se presentan los indicadores de estas variables obtenidas del recientemente publicado Censo Económico 2019 de INEGI. Podemos ver que en el año 2018, a nivel estatal, la actividad 71 contaba con 2,445 unida- des económicas que daban empleo a 9,813 personas, mientras que la actividad 72 contaba con 29,522 unidades económicas que daban empleo a 104,071 personas.

Dentro de la actividad 71, tenemos que el Sub- sector 711 contaba con 215 unidades económicas, el Subsector 712 tenía 31, mientras que el Subsector 713 tenía 2,199 unidades. Por su par- te, en cuanto al Sector 71, tenemos que el Sub- sector 721 contaba con 1,013 unidades económicas, mientras que el Subsector 722 contaba con 28,509 unidades. En total son 31,967 unidades económicas de los Sectores 71 y 72, mismas que están en un enorme peligro de desaparecer.

Por su parte, en términos del Valor de producción que generan, la 71 generó 2,983 millones de pesos, equivalente al 0.21% del total estatal; mientras que la actividad genero un valor de producción de 24,150 millones de pesos, equivalentes al 1.77% del total estatal.

En cuanto al valor agregado censal bruto (PIB), vemos que la actividad 71 contribuyó con el 0.36% del total estatal, mientras que la actividad 72 contribuyó con el 2.26% del PIB estatal. Es así que vemos con preocupación el proceso de recuperación de estas dos actividades, mis- mas que representaron el 2.62% del valor agregado censal bruto en el año 2018. Cabe señalar que este porcentaje es superior al 2.0% que se re- porta como aportación al PIB de estos sectores, en la Tabla 9.

Conclusiones

El impacto económico del COVID19 ha superado los pronósticos iniciales y la mayoría de analistas ha rebajado sus estimaciones de crecimiento económico a nivel mundial y para México, siendo éstos últimos cercanos a un -12.0%. La recuperación, esperada a partir del 2021 de igual manera se espera que sea lenta, de manera que será en 2023 cuando regresemos a los niveles de PIB registrados en e 2019.

En el ámbito de Guanajuato, el impacto económico hasta ahora registrado ha sido mayor al del total nacional para la industria manufacturera, lo cual es producto de la enorme dependencia en el sector automotriz, mismo que por si sólo representa el 50% del valor de las manufacturas en la entidad.

En materia de empleo formal, ventas de los comercio al menudeo y valor de la construcción, Guanajuato ha tenido un desempeño similar al

del promedio nacional; por lo que esta evolución aunada a la actualización de nuestro modelo de pronóstico económico nos hace pensar que este año experimentaremos una caída del PIB de entre -8.0% y -12.0%, siendo lo más probable que la cifra resultante esté cercana al 10%.

El estado de Guanajuato tiene un gobierno que promueve la actividad privada y atrae in- versiones, aunque en el ámbito federal se ha dañado mucho la confianza para invertir. Este hecho, aunado a que en Guanajuato regresamos a las actividades económicas, de manera parcial el 1 de junio, antes de muchos estados, podría hacernos pensar que se tendrá un desempeño económico menos malo que otras entidades.

Al final de cuentas la principal responsabilidad por reactivar la economía nacional recae en el gobierno federal. En este sentido, el solicitar créditos por el equivalente a 2.0% del PIB y que estos recursos se utilicen en gasto de inversión, consideramos que sería una medida correcta, misma que no erosionaría la calificación crediticia de México, ya que tendría como fin la reactivación económica. Consideramos que el gobierno federal eventualmente tendrá que echar mano del financiamiento dada la caída de los ingresos fiscales, esperemos que cuando se endeuden sea para fondear un mayor gasto de inversión y no gasto corriente.

× ¿Cómo puedo ayudarte?